lunes, 1 de febrero de 2016

Comunidades montañosas: “La violencia de género está sin resolver”.




Tomado de IPS Cuba.

El proyecto cultural Televisión Serrana lidera las iniciativas para promover la equidad.


Granma, Cuba, 1 feb.- Diversos grupos poblacionales alertaron que la violencia de género es un problema aún sin resolver en las comunidades serranas de San Pablo de Yao y Bueycito, en la provincia oriental de Granma.

El problema emergió durante la celebración de cuatro talleres participativos, efectuados los días 25 y 26 de enero, en esos territorios de la Sierra Maestra, la mayor cordillera del país, a 770 kilómetros al suroeste de La Habana.

Alrededor de 200 personas, entre estudiantes de la enseñanza secundaria, maestros y actores de diversas instituciones y organizaciones locales, participaron en la iniciativa coordinada por el proyecto cultural Televisión Serrana, la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades (RIAM) y el Centro de Reflexión y Solidaridad “Oscar Arnulfo Romero” (OAR).



“Durante los encuentros se pudo conocer cómo el machismo limita el desarrollo de mujeres y niñas”, aseguró a la Redacción IPS Cuba Zulema Hidalgo, una de las facilitadoras en los intercambios.

La especialista de OAR afirmó que “los problemas fueron identificados por las propias personas del lugar, quienes están conscientes de los prejuicios y los falsos preceptos que generan la violencia hacia las mujeres”.

Jóvenes maestras reconocieron que el cambio debe comenzar por ellas, para después incidir en las nuevas generaciones.
Por su parte, Alexis Martínez, líder religioso de la congregación Pentecostal, comentó que en los espacios convocados “se hizo un retrato de los aspectos negativos vividos por las mujeres: el grito, la intimidación, el golpe y mucho más”.

Además explicó que “las conductas violentas y la idea equivocada de creerse dueños de las esposas e hijas son comportamientos muy arraigados en los hombres, pues se transmiten de abuelos a padres y luego a hijos en un ciclo continuo”.

El pastor resaltó que “para acabar con la violencia contra la mujer se debe educar desde la niñez, con la escuela y la familia bien unidas en cada paso”.

Sin embargo, en los talleres también se mostró el compromiso de la población por mejorar la situación de las mujeres.
Estudiantes alertaron sobre violencia de género en las relaciones de pareja.
El profesor de inglés Leuvys López compartió que llevará estos temas a su escuela.

Pero “los mensajes entregados a los jóvenes deben ser coherentes en todos los espacios, porque no se logra nada si al salir de las aulas, los estudiantes vuelven a escuchar y ver los mismos preceptos machistas”, alertó.

El joven, de 26 años, manifestó que el proceso de aprendizaje será más rápido y efectivo “si se entregan herramientas en las clases y luego se refuerzan en casa”.

Liderazgos locales

Los talleres permitieron además visibilizar liderazgos institucionales e individuales en la comunidad.

“Es increíble como la Televisión Serrana logra movilizar a tantas personas y poner a todo un proyecto en función de los temas más importantes del poblado”, apuntó Lisandra Chaveco, periodista de la Editorial de la Mujer e integrante del equipo facilitador.

Onelbys Osorio, presidenta del Consejo Popular San Pablo de Yao, opinó que la productora audiovisual “ha marcado un antes y un después en la localidad”.

“Ellos han mostrado a todo el país cómo es la vida en estos parajes, han educado y han entregado su arte en un lugar donde 20 años atrás apenas se hacían actividades interesantes”, acotó.

También se elogió el trabajo de Kirenia Reyes, maestra de la enseñanza secundaria devenida activista por la no violencia en la comunidad de Maguaro, al norte de la sede de los encuentros.

La pedagoga detalló que ha realizado charlas, repartido plegables y colocado carteles y afiches con información sobre violencia de género en la escuela, el bar, la farmacia, la bodega y otros espacios públicos.

Zulema Hidalgo, entretanto, enfatizó que desde su primera visita en 2014 a la actualidad “se han incorporado nuevos actores a la prevención de la violencia, incluidos los maestros, algunos grupos religiosos y personas con otras capacidades”.

Además de los talleres, la iniciativa incluyó la proyección del filme Vestido de Novia, de la cineasta Marilyn Solaya, y la presentación de materiales impresos sobre la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible para erradicar la pobreza, desigualdad, injusticia y enfrentar el cambio climático.

Como las dos ediciones anteriores, la experiencia actual se desarrolló en el marco de la Campaña Únete para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas, del Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y contó con el apoyo de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación.

Ver origimal en:
www.ipscuba.net/genero/comunidades-montanosas-la-violencia-de-genero-esta-sin-resolver/