viernes, 26 de febrero de 2016

Conflictos humanos… libro científicamente cotidiano



Hace algunos años eran más frecuentes las ofensas para referirse a las personas homosexuales. En la actualidad, al menos en los lugares a los que concurro de manera asidua, se percibe un mayor respeto. Sin embargo, percibí “sonrisas maliciosas” y escuché algunas burlas cuando tomé en mis manos el libro Conflictos humanos. Una aproximación desde la ciencia y la vida a la orientación sexual y decidí compartir algunas impresiones sobre esta obra. Claro está entonces que la homofobia —aunque más sutil— aún está presente en las mentes y las prácticas cotidianas.

El texto de Rita Pereira y Natividad Guerrero integra el catálogo de la Editorial de la Mujer y se salió a la luz en la 25 Feria Internacional del Libro de La Habana. Además de la novedad, resulta interesante en tanto es la primera entrega de esa institución dedicada íntegramente a reflexionar sobre la orientación sexual.
El volumen interpela a lectores y lectoras desde una atrevida y sugerente pregunta: “¿Es heterosexual la especie humana?”. Y tras leer las 157 páginas, la respuesta de Pereira y Guerreo queda clara, cuando exponen que “(…) lo importante es reconocer el valor humano, sea cual sea, su orientación sexual”.

Las autoras concibieron el libro con una introducción y cuatro capítulos, así como aportadores anexos y bibliografía, esta última evidencia de la exhaustiva labor investigativa.

Mediante un recorrido teórico y la utilización de testimonios, Conflictos humanos… nos acerca a un tema que va dejando de ser tabú en las academias, sobre todo si las reflexiones son resultado de una minuciosa indagación.

Las investigadoras abordan conceptos muy discutidos, pero aún en constante debate. ¿Sexualidad o sexualidades? Es una de las interrogantes explicitadas y a través de la cual realizan un llamado a pensar en la pertinencia de utilizar el término en plural, debido a sus múltiples determinantes y diversas formas de expresión.

Además el libro cuestiona abiertamente la heteronormatividad que rige los comportamientos y establece que la heterosxualidad es el único modelo de relaciones sexo-afectivas y de parentesco.

También desmonta algunos estereotipos comunes que se utilizan para insultar a las personas homosexuales. Al respecto, explica que no debe confundirse con travestismo, transexualidad o transformismo y que es errada la creencia de que las mujeres lesbianas “quieren ser hombres”, como alegas algunas personas. Asimismo, dedica un espacio a desmitificar la relación entre abuso sexual y homosexualidad.

Pereira y Guerrero proponen pautas sobre las identidades y su carácter socio histórico y sobre cómo la identidad de género y la sexual tienen como referentes los aprendizajes culturales.

La obra coloca a los derechos sexuales como elemento indispensable para el desarrollo individual y el respeto como cuestión básica para alcanzar el bienestar social.

Asimismo, el texto adquiere un matiz íntimo con la inclusión de testimonios derivados de la tesis de maestría de una de las autoras, donde se emplearon entrevistas semiestructuradas.

Las vivencias se acercan a tópicos diversos como el miedo a la homosexualidad en la etapa del descubrimiento sexual o el maltrato que sufren algunas personas en los hogares. Tampoco rehúsan incluir fragmentos que refieren los estigmas y persecuciones que sufrieron —sobre todo los hombres gays— en los años sesenta. No obstante, no se desconocen los avances en la contemporaneidad, sobre todo por la labor del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

De igual modo, se dedica un espacio al tópico de las reorientaciones después de una primera unión matrimonial o la tenencia de hijos e hijas, la violencia, las relaciones homoeróticas y sus diferentes realidades entre los hombres y las mujeres.

El volumen hace diana en varias direcciones. Además de invocar a las reflexiones individuales, señala a la familia como colectivo primario, así como la escuela, el sistema de salud y los medios de comunicación como potenciales aliados o enemigos del cambio.

Conflictos humanos… es fruto de un compromiso personal, y eso se percibe en cada línea. Rita y Natividad lo explicitan cuando remarcan que su intención es “compartir conocimientos que tributen a desnaturalizar todo tipo de discriminación, coerción y violencia (…)”, humanizar las relaciones interpersonales en la familia y contribuir a “promover la salud sexual y el reconocimiento de los derechos sexuales de todas las personas, por igual, en Cuba”.

Rita Pereira es Máster en Sexualidad y autora del documental “Lo verdaderamente perverso” (2007), mientras que Natividad Guerrero es Máster en Sexología y cuenta con otros textos como “Sida desde los afectos. Una invitación a la reflexión”, “Amor en controversia” y “Los jóvenes y sus inquietudes amorosas”.

DATOS SOBRE LA OBRA


Edición: Dixie Edith Trinquete

Diseño y emplane digital: Luis Enrique Mederos

Corrección de textos: Deysi Jardines

Imágenes: Integran la colección del Museo-Biblioteca Servando Cabrera Moreno y las fotografías a los cuadros fueron realizadas por Julio Larramendi.