viernes, 20 de mayo de 2016

Deporte y homofobia (II): Cuba inclusiva, pero con deudas


El Festival Deportivo por la Diversidad es una fiesta a favor de la inclusión y el respeto.

Por Jesús E. Muñoz Machín

Foto: IPS Cuba


Cuba es ejemplo de inclusión en el deporte para muchas naciones. Sobre todo, se incentiva a las personas con otras capacidades físicas e intelectuales para que alcancen una calidad de vida superior a través del ejercicio físico. Sin embargo, el tema de la homofobia en los escenarios atléticos sigue siendo una asignatura pendiente.

Aún faltan en la Isla estudios integrales que analicen los casos de abandono de la práctica atlética por bullying o rechazo del grupo si no respondes a las características asociadas a la hombría, o dicho en un término acuñado por años, si no eres un “macho, varón, masculino”.

En algunas naciones, los análisis asociados al sedentarismo y la obesidad incluyen una mirada de género que, entre otras cuestiones, permite apreciar cómo la homofobia aleja de estadios y canchas a adolescentes que no responden al estereotipo de masculinidad hegemónico. El rechazo hacia el universo deportivo repercute luego en problemas de salud*.

En Cuba las investigaciones también podrían visibilizar testimonios acerca de la discriminación en los centros de alto rendimiento. Atletas expulsadas por sostener relaciones lésbicas, otras obligadas a responder a los estereotipos de belleza desde mandatos de directivos y directivas y, sobre todo, la represión de la sexualidad por parte de quienes, deseándolo, no se atreven a expresar su orientación sexual.

Precisamente para trasformar preceptos machistas en el ámbito del deporte, el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) inauguró en 2013 el Festival Deportivo por la Diversidad, cuya primera edición tuvo lugar en la Ciudad Deportiva y además desarrolló acciones en Ciego de Ávila.

En aquella ocasión participaron alrededor de un centenar de activistas de todas las orientaciones sexuales e identidades de género, junto a familiares y amistades y las máximas autoridades del deporte en la Isla, incluido el bicampeón olímpico Alberto Juantorena.

El evento vivirá este año su carta versión, prevista para el 21 de mayo, en el estadio habanero Juan Ealo. La justa prevé competencias en atletismo y voleibol, así como en juegos tradicionales como dominó y kikimbol (kickingbal, en inglés) y tracción de la soga. Las competencias forman parte del programa de la novena Jornada Cubana Contra la Homofobia y la Transfobia, creada y coordinada por el Cenesex desde 2008.

Continuará…

*La mirada de género permite ampliar los análisis y no solo limitarlos a elementos como los malos hábitos alimenticios y/o cuestiones genéticas.