lunes, 2 de marzo de 2015

Amat Escalante: “Heli refleja mis sentimientos hacia la injusticia”

Amat Escalante en el Pabellón Cuba. Foto: Enmanuel George.

Por: David Llanes y Jesús Muñoz (RIAM)

Publicado en el blog de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades

La Habana- De visita en Cuba por tercera ocasión, el cineasta mexicano Amat Escalante ha compartido sus reflexiones sobre su vida y el cine en diversos espacios culturales y de debate.

“Cuba siempre me ha inspirado”, ha expresado el ganador del premio Coral en la edición XXXV del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano y el galardón “La Palma de Oro” al Mejor Director en Cannes, Francia.

Enamorado del séptimo arte desde la adolescencia y con formación autodidacta, a sus 36 años (recién cumplidos el 28 de febrero) Amat ha dirigido los largometrajes Sangre (2005), Los bastardos (2008) y Heli (2013).


Recientemente se le dedicó el espacio Confluencias del lente, en la sala “Alfredo Guevara”, del Pabellón Cuba, sede de la Asociación Hermanos Saíz. En la casa del arte joven cubano, un equipo de la Revista Mujeres y la RIAM compartió con el realizador centroamericano.


¿Cuánto cree que ha contribuido su película a visibilizar y denunciar un fenómeno como la violencia?

-“No sé si es denunciar, creo que es más un proceso de catarsis después de muchos años de búsqueda de información visual, periodística y política sobre un tema como la injusticia y el crimen en México; de ahí surge Heli.

“Como creador de la película soy igualmente una consecuencia de este fenómeno y es importante que se vea esa realidad de forma visual. Se puede leer el periódico y ver las noticias, pero es muy diferente cuando se percibe de forma más personal y profunda. Quizás mi interés no era informar sobre la situación que ocurre, sino reflejar un sentimiento hacia la injusticia.

“Más que todo, lo que me interesa es el elemento cinematográfico, comunicar mi pasión por el cine, pero contando realidades que afectan a mi país”.

El tratamiento del personaje de Estela fue esencial para que le otorgaran el Premio Únete, como denuncia de las realidades que viven muchas mujeres y niñas latinoamericanas. ¿Fue concebido para mostrar esa vulnerabilidad y resaltarla como elemento común a otros contextos?

- “Particularmente el personaje de Estela viene de donde vivo. Generalmente México sufre el fenómeno y especialmente en el Estado de Guanajuato el conservadurismo y la religión afectan la sociedad de formas bastante violentas como la desinformación sexual. Por ejemplo, hubo una asociación religiosa que eliminó las secciones de información y educación sexual en los libros para la enseñanza primaria y secundaria. La desinformación e ignorancia provoca que niñas muy jóvenes salgan embarazadas.

“El niño que aparece en la película tenía solo seis meses y su mamá 14 años. Eso me impactó y me motivó a tratar de buscar el por qué de la situación. Al final las mujeres son las más afectadas. El aborto es ilegal, incluso si el embarazo es producto de una violación. Estas cosas me parecen injustas, por eso digo que la película trata más de las injusticias y las desigualdades que del crimen organizado.

“Estela representa esa situación que sufren las niñas y niños en mi Estado, pero que sé que sufren también en otros lugares. Es alarmante cuando con trece o catorce años tienen que criar a un bebé. Los niños cuidados por madres tan jóvenes son en parte los que luego viven entre el crimen, la corrupción, la ignorancia…”

Desde 2013 Heli ha sido proyectada en varias salas de La Habana como apoyo al activismo social por la no violencia…

-“Me ha llenado de orgullo que la película haya sido bien acogida y proyectada para fines tan justos. Me da mucho gusto que la hayan asimilado con esa visión de género y la utilicen para promover los derechos de las mujeres, algo que realmente me motiva y me interesa.

“No estoy bien informado de la realidad cubana en estos temas, pero seguro también sufren mucho de estos fenómenos relacionados con el machismo. En otra ocasión me gustaría venir y estar más cerca a los procesos de activismo social”.



¿Qué impresión le ha dejado Cuba y la posibilidad de interactuar con personas del ámbito del cine y del activismo social? 

-“Cuba siempre me ha inspirado. Incluso, quise estudiar en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños pero no pude. Es la tercera vez que vengo y me emociona apoyar en algo. Ahora ayudo a estudiantes de la EICTV de tercer año con sus cortometrajes de tesis final, pero sería bueno también colaborar aun más con personas comprometidas en el activismo social”.

La conciencia de Amat Escalante para captar las injusticias sociales y su pasión por Cuba emerge en cada una de sus palabras. Invitado por la Cátedra de Ficción de la EICTV, el cineasta mexicano agradeció cada muestra de cariño recibida en la Isla.