viernes, 9 de marzo de 2018

Papá en casa, una apuesta por la igualdad


La exposición Papás suecos…Papás cubanos podrá ser disfrutada por miles de personas cada día. Foto: Jesús E. Muñoz Machín.

La exposición Papás suecos… Papás cubanos, del capitalino Néstor Martí y el sueco Johan Bävman formó parte de las actividades que festejaron el Día Internacional de la Mujer, en La Habana.

Instantáneas de hombres que ejercen una paternidad responsable, cuidadora y afectiva estarán expuestas en las rejas del Castillo de la Real Fuerza, en el Casco Histórico, hasta el venidero 8 de mayo.

“Aunque el 8 de marzo en Cuba celebramos los grandes avances de las mujeres, también reflexionamos sobre los que nos falta por lograr, y el tema de la paternidad responsable es uno de los retos”, expresó María Machicado, representante del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Cuba, durante la inauguración.

“En los hogares, cuando miramos el tiempo que dedican hombres y mujeres al cuidado de hijos e hijas, hay muchas deudas aún”, acotó.

Resaltó, además, que “lamentablemente en la mayoría de los casos, cuando un hombre se acoge a una licencia para cuidar de sus hijos e hijas o dedica mucho tiempo a esa labor, suele ser por ausencia de la madre, no porque piense en la corresponsabilidad”.

Al respecto, la diplomática comentó que “en una encuesta realizada en 2014, solo el 18 por ciento de los padres con niños o niñas entre 36 y 59 meses participaban con regularidad en el cuidado y la educación de su descendencia”.

A su juicio, “es muy importante que los padres se involucren más, promoviendo el apego, la nutrición, los ambientes sanos y seguros”.

El historiador y antropólogo Julio César González Pagés, por su parte, explicó que “aún los conceptos de buena madre y buen padre están mirados desde perspectivas diferentes, porque mientras a ellas se les asocia más a lo afectivo, a los hombres se les exige más cumplir con el rol de proveedores”.

“Por responder a esa construcción hegemónica, los hombres se pierden momentos importantes de la vida de sus hijos e hijas”, enfatizó.

Por su parte, Alina Jorge, profesora de la Facultad de Derecho, de la Universidad de La Habana, aseguró que “un niño con la presencia activa del padre en su vida tiene mayor autoestima, capacidad de adaptarse al medio y socializar, mejor salud emocional y física”.

“Y para los papás tiene igualmente efectos positivos, porque genera vínculos afectivos mayores, ganan confianza como padres y seres humanos”.

La exposición Papás suecos… Papás cubanos ha sido organizada por la Oficina del Historiador de La Habana, la Embajada de Suecia y la Unicef.