miércoles, 19 de febrero de 2014

Reinventar el periodismo sin fórmulas, ni recetas


Portada:Pintura original de artista de la plástica Juan Carlos García
Si difícil es visibilizar una problemática, aún más lo es proponer nuevas miradas, atreverse a cuestionar y ofrecer la oportunidad de ser cuestionada. Eso y mucho más entrega la doctora (Dra.) Isabel Moya Richard con el libro Reinventar el periodismo. Hacia una contracultura feminista en los medios de comunicación (Euskadi-Cuba, 2013), presentado este martes, en el Centro Cultural Dulce María Loynaz, como parte de la XXIII Feria Internacional de Libro de La Habana.

Como señaló la Dra. Miriam Rodríguez Betancourt, se trata de un texto esperado y necesario. “Además de ser una demanda académica y docente, no podía ser otra la persona que emprendiera la aventura que supone poner en entredicho los paradigmas tradicionales”, sostuvo Rodríguez.

Autora de otros dos libros de obligada consulta -El Sexo de los Ángeles (Editorial de la Mujer, 2010) y Sin contraseña. Discurso mediático y transgresión (Editorial Ameco, España, 2010)-, Moya deposita en el presente texto su experiencia en formación de comunicadoras y comunicadores en talleres, cursos, asignaturas optativas y eventos internacionales en Cuba, varias ciudades de América Latina y España, tanto desde la Cátedra de Género y Comunicación “Mirta Aguirre” del Instituto Internacional de Periodismo “José Martí”, de La Habana, como en intercambios con ONGs del País Vasco.

Desde la introducción, Moya aclara que no pretende ofrecer fórmulas o recetas, sino problematizar, sumar nuevas reflexiones al debate sobre género y comunicación y, como enfatiza, provocar a lectores y lectoras.

Reinventar el periodismo… no solo propone, inquieta e interpela, sino que brinda la posibilidad de acceder a recuadros, textos originales, audiovisuales y otros materiales a través del disco DVD que acompaña el libro. Como ha referido la autora, es un texto multisoporte o interactivo, que solo se realizará plenamente a partir de las apropiaciones de las personas.

Desde una visión marxista que hurga en las causas, los procesos e intenta subvertir las desigualdades, Moya enfatiza que hacer un periodismo diferente implica “(…) deconstruir los procesos de producción, distribución y consumo de productos comunicativos revelando las formas en que se reproduce el poder patriarcal en las ideologías profesionales, las rutinas productivas, el propio discurso mediático y las prácticas perceptivas de las audiencias”.

Más allá de la demostración de solidez académica, investigativa y docente, Isabel Moya obsequia un libro para creer que otro periodismo es posible, y que reinventar –reinventarnos- es un camino válido para transformar mucho más que los medios de comunicación.