miércoles, 8 de enero de 2014

Voces deportivas por la no violencia (I)



El equipo de fútbol de la Facultad de Filosofía e Historia, de la Universidad de La Habana una uniforme naranja. 







 



Por Jesús E. Muñoz Machín


El pasado año los deportistas cubanos demostraron lo mucho que pueden aportar a las campañas de prevención de la violencia. Disciplinas como fútbol –masculino y femenino-, voleibol, lucha grecorromana, softbol femenino, unidos a estudiantes y atletas de la capitalina Universidad de las Ciencias de la Cultura Física y el Deporte (UCCFD) “Manuel Fajardo” alzaron su voz en múltiples actividades durante los pasados doce meses.

La participación de atletas de alto rendimiento y aficionados en charlas, talleres y conferencias impartidas por los integrantes de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades (RIAM) propició que, paulatinamente, los deportistas se identificaran con la campaña “ÚNETE Latinoamérica para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas”, de las Naciones Unidas.

El equipo de fútbol de la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana, activista desde hace más de dos años en temas de masculinidades y deporte, consolidó en 2013 su trabajo de promoción de cultura de paz en el ámbito universitario. El estadio “Juan Abrantes”, ubicado en el Vedado capitalino, las aulas de la casa de altos estudios y las redes sociales fueron escenarios en los cuales se hicieron visibles las acciones de estos noveles investigadores sociales, a su vez aficionados al deporte.

En reconocimiento a su trabajo, los futbolistas universitarios fueron reconocidos con el premio “Hombres por la equidad”, distinción que otorga la campaña “El valiente no es violento” a los activistas más destacados de un año.

También durante 2013 la universidad del deporte desarrolló una intensa labor de activismo, rectorada por el proyecto Promoción de Salud y Cambio de Actitudes desde la Docencia (PROSCAD). El grupo de atletas por la no violencia de la UCCFD ha desarrollado acciones los 25 de cada mes, como parte del Día Naranja y se sumó a otras actividades de la RIAM.

El deporte de alto rendimiento también se ganó un espacio en la campaña “El valiente…”. Un día diferente en el ajetreo cotidiano del Estadio Nacional de Fútbol “Pedro Marrero” fue el 26 de abril pasado, ocasión en que el equipo cubano menores de veinte años (sub-20) intercambió con el doctor Julio César González Pagés, coordinador general de la RIAM, sobre la posibilidad de integrase al activismo por la no violencia.

La propuesta fue bien acogida por los bisoños deportistas y sus entrenadores, quienes en el mes de junio llevaron a la Copa Mundial de Turquía un mensaje de paz. La selección cubana se convirtió así en el primer conjunto de esa categoría en tener una iniciativa de esa índole en justas del orbe.

La RIAM comprobó el impacto de los jóvenes del sub-20 en la sensibilización de sus contemporáneos, tanto en estadios como en otros espacios recreativos y culturales. Una de las acciones más visibles tuvo lugar el domingo 25 de agosto, cuando salieron a céntricas avenidas habaneras para promover el Día Naranja.

Continuará…