jueves, 9 de noviembre de 2017

Encuentro de meditación en Cuba apuesta a la confluencia de saberes



OM Meditación apuesta por la confluencia de saberes que muestran los beneficios de la meditación.
El evento, previsto para abril del próximo año, potencia la espiritualidad, la autorealización y la convivencia armónica de los seres humanos.

La Habana- Como un espacio para la autorealización, la espiritualidad y la convivencia armónica definieron sus organizadores el VIII Encuentro de Meditación de La Habana, que tendrá lugar del 5 al 8 de abril del próximo año, en esta capital.

La cita fue anunciada en conferencia de prensa convocada por la Asociación OM Meditación el 2 de noviembre, en el Edificio de Arte Cubano del Museo Nacional de Bellas Artes, en el casco histórico habanero.

El evento “abre un espacio donde se relacionan todas las formas y vertientes de la meditación por el logro de la paz interna de los seres humanos, por su autorealización, su espiritualidad y la convivencia armónica con el entorno y los ecosistemas”, indicó la convocatoria.


Además, “se enfoca en la confluencia de saberes que muestren los beneficios de la meditación en los estados de sanación, expansión de la conciencia y potenciación de los procesos creativos y productivos en el camino al mejoramiento humano”, precisó la información divulgada por el comité organizador de la cita.

Juan Dávila, gestor principal de la iniciativa, surgida en 2009, explicó a la Redacción de IPS Cuba que el intercambio se ha estructurado en tres áreas de confluencia, que son ciencia y meditación, meditación y creación, así como las prácticas de meditación, este último un espacio para compartir experiencias vivenciales.

La octava edición “llegará con una fuerza especial debido al intercambio con las universidades y otros centros académicos, con los cuales se ha establecido una relación más estrecha en este último año”, comentó.

De igual modo, apuntó que “el certamen nació en el centro histórico habanero, sobre todo vinculado a la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana”.

Dávila resaltó que OM Meditación “ha evolucionado de ser un proyecto sociocultural comunitario, a un programa y luego una asociación, aunque ya se encuentra en el proceso de convertirse en una organización que trabaje directamente con el Ministerio de Cultura en las ámbitos de arte y salud.”.

“Los siete encuentros anteriores han contado con la participación de representantes de más de 10 países, quienes han llegado con experiencias diversas que nos han enriquecido”, agregó.

OM Meditación ha desarrollado en La Habana más de 60 encuentros mensuales desde 2013, además de intercambios en Matanzas, Cienfuegos, Ciego de Ávila y Santiago de Cuba.
Por su parte, Martha Pérez Viñas, especialista en medicina natural y tradicional, afirmó que el certamen llega “a una etapa de madurez, pues antes se exploró los ámbitos sociales y comunitarios, luego hubo una incursión artística y ahora incorporamos la mirada académica”.

La doctora mencionó, además, que “la meditación permite a las personas conectar con lo más interno, desaprender prácticas negativas, para luego incorporar nuevos conocimientos que nos convierten en mejores profesionales y seres humanos”.

Entretanto Nivaldo Mesa, presidente de la Sociedad de Neurociencias de Cuba, manifestó que su organización y OM “tienen una especie de matrimonio de intereses, que permite contar con un grupo importante de personas dispuestas a contribuir con los estudios y ser sujetos de las investigaciones”.

Asimismo, explicó que la meditación “favorece la reducción o prevención de problemas cardiovasculares, mejora la respiración, la concentración y potencia la creatividad”.

Para el profesor universitario Carlos Delgado, en OM Meditación se potencia “un espacio de vida, paz, convivencia y en el cual fluyen los saberes y la comunicación”.

En su opinión, el encuentro sobresale porque “produce un diálogo de saberes fuera de las academias y vincula a personas diversas de la sociedad”.

La conferencia de prensa contó con la presencia del doctor Suwanda H J Sugunasiri, profesor de la Universidad de Toronto y presidente emérito del Consejo Budista de Canadá.

El catedrático sostuvo que “el verdadero conocimiento está en la comunidad y los cambios se producen con el aporte de todos los individuos”.

“Las trasformaciones más trascendentales dependen de la unión y el aporte colectivo, porque lo que hacemos en común nos humaniza, acotó.