miércoles, 28 de octubre de 2015

Eve Ensler intercambia con activistas de género en La Habana


Eve Ensler, su equipo de trabajo y artisas cubanos en la Casa del Alba.
 
Por Jesús E. Muñoz Machín

Fotos: Cortesía de Iván Soca

La Habana, 27 de octubre.- Nunca un encuentro con Eve Ensler puede transcurrir por los caminos de la formalidad y el protocolo. Desenfadada, tal y como la describen los medios de comunicación de todo el mundo, la dramaturga estadounidense sostuvo ayer martes en la tarde un encuentro con el escritor Julio César González Pagés, la cantante Rochy Ameneiro e integrantes de la Red de Artistas ÚNETE y la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades.

La autora de Monólogos de la vagina está de visita en La Habana para protagonizar su exitosa obra los días 28 y 29 de octubre, en el Café Teatro Bertolt Brecht, a las cinco de la tarde.

Fiel a su compromiso con el activismo social, enfocado desde hace dos décadas en la defensa de los derechos de las mujeres, Ensler se reunió con artistas cubanos vinculados a campañas para promover relaciones equitativas entre mujeres y hombres.

González Pagés, fundador y actual asesor de la RIAM, y Ameneiro, líder del proyecto Tod@s Contracorriente, recibieron Ensler en la Casa del Alba Cultural, donde dialogaron por aproximadamente una hora sobre diversos temas de género, masculinidades y la experiencia de la creadora en sus periplos internacionales con Monólogos de la vagina.

La teatróloga feminista manifestó estar asombrada por la alegría con que la han recibido y el carisma de las personas en Cuba. “Aunque llevo poco tiempo en Cuba puedo decir que me siento encantada y que disfruto la naturalidad con que se relaciona la gente aquí”, confesó.

Ello ha hecho crecer sus expectativas con respecto a las funciones de miércoles y jueves, donde protagonizará una obra llevada a las tablas en más de 140 naciones desde su estreno en 1996.

Monólogos de la vagina, apuntó la autora, es más que una pieza de teatro, pues ha sido una puerta abierta al cambio y a la resistencia de las mujeres en muchos contextos.

“Cuando comencé con las primeras funciones había mujeres que hacía largas filas para contarme sus historias de violencia doméstica, violación y maltrato. Eso me ocurrió en todos los países”, rememoró.

Por ello se propuso ir más allá y creó el proyecto V-Day en 1998, con el que cada año entre febrero y marzo grupos teatrales de todo el mundo llevan al escenario la obra y “recaudan fondos para las luchas de las mujeres y contra otras muchas formas de opresión y discriminación como el racismo, la homofobia, etc.”, agregó.

Eve mostró además interés en conocer sobre la realidad cubana, sobre todo lo referido al trabajo de los grupos que promueven la igualdad de género en la Isla.

Al respecto, el historiador Julio César González Pagés explicó Cuba es un país con una fuerte tradición machista, que los hombres suelen resumir en la frase “Soy Macho, Varón, Masculino”.

Según el profesor universitario uno de los elementos más importantes del activismo en la actualidad es que ha logrado sumar a la juventud a partir del diálogo y no desde la imposición. “Los hemos convocado teniendo en cuenta los temas que les interesan”.

No obstante, el asesor de la RIAM señaló que no ha sido fácil sensibilizar a los hombres y acercarlos a los debates sobre nuevas masculinidades. “Y cuando algunos varones apuestan por el cambio, otros hombres y las mujeres los estereotipan como homosexuales, porque la homofobia es un rasgo que identifica al machismo cubano”, sostuvo.


Eve Ensler y Julio César González Pagés.
Eve Ensler, por su parte, afirmó que en los últimos años encuentra más disposición en los hombres a la hora de colaborar con acciones a favor de la igualdad de género. “Ellos se han percatado de que el machismo les hace casi tanto daño como a las mujeres. Los obliga a fingir ser otras personas y les limita expresar sus sentimientos”, dijo.

Para la dramaturga estadounidense los mayores problemas radican en el acceso desigual a las oportunidades y el abuso de poder. “Es difícil es hacer entender a las personas que deben existir relaciones de conexión y no de subordinación”, aseveró.

Entretanto, Rochy Ameneiro, líder del proyecto “Tod@s Contracorriente”, refirió las potencialidades del trabajo conjunto entre mujeres y hombres.

“Nuestra organización es feminista y siempre hemos realizado giras artísticas, conferencias, talleres, charlas y encuentros en colaboración de muchos hombres sensibles y otros que han ido cambiando por el camino”, resaltó la también integrante de la Red de Artísticas ÚNETE por la no violencia hacia las mujeres y las niñas, iniciativa impulsada desde Naciones Unidas y a la que se han sumado paulatinamente instituciones y organizaciones cubanas.

Ameneiro explicó que ha llevado su música a centros educativos de casi todas las provincias del país, con énfasis en las escuelas de arte. “Somos un ejemplo positivo de lo que se puede hacer cuando se unen muchas personas con compromiso social”, subrayó.

Eve Ensler exhortó a unir esfuerzos y pensar en posibles iniciativas conjuntas con la RIAM y Tod@s Contracorriente, quienes la apoyarán en la filmación y fotografía durante las funciones, realizadas por el documentalista y diseñador Andy Ruiz y el fotógrafo Iván Soca.

Además estuvieron presentes en el encuentro Waldo Leyva, director de la Csaa del Alba y Margarita Sánchez, poetas de reconocida trayectoria en la Isla.

Intimidades en las tablas

Monologos de la vagina se estrenó el 3 de octubre de 1996 en el Centro de Arte Here de Nueva York, con Eve Ensler interpretando más de una docena de personajes que relatan su vida más íntima.

La trama tuvo su génesis en 200 entrevistas realizadas a mujeres de diversas nacionalidades y recorre temas tabúes de la sexualidad femenina en una interesante mezcla de momentos dolorosos y placenteros. Es en ocasiones una denuncia del maltrato que sufren las mujeres por motivos sexuales y su vez una reivindicación del placer.

En 2001 la obra causó sensación en el Madison Square Garden, donde 18 mil personas disfrutaron de la función, llevada a la escena por famosas actrices como Jane Fonda y Glenn Close, la periodista Oprah Winfrey y la rapera Queen Latifah, entre otras mujeres del ámbito del espectáculo.