miércoles, 15 de marzo de 2017

Hielo artificial alerta sobre cambio climático en las costas cubanas


Participantes en los talleres de formación de promotores y promotoras en educación ambiental. Foto: Archivo IPS Cuba.
Acciones de capacitación, diagnóstico y comunicación refuerzan la cultura ambiental en varios pueblos del sur cubano.

Medio ambiente IPS Cuba

La Habana- La comunidad de Júcaro, al sur de la central provincia de Ciego de Ávila, recibió con sorpresa la presencia de hielo artificial en su parque principal, una iniciativa de integrantes del proyecto ambientalista CCamBio, que interviene en asentamientos costeros cubanos.

“Hacer hielo al aire libre es poco común y nos permite llamar la atención sobre el aumento del nivel del mar, uno de los principales impactos del cambio climático en las zonas costeras”, dijo a la Redacción IPS Cuba la comunicadora Gabriela País, una de las responsables del singular acontecimiento, que tuvo lugar el pasado 9 de marzo.

“La helada formó parte de un encuentro desarrollado entre el 6 y 10 de marzo y que incluyó talleres y exposiciones de fotografía, distribución de materiales de sensibilización, concursos de dibujo infantil, siembra árboles y distribución de materiales de sensibilización”, explicó.

La actividad, coordinada por especialistas del programa de Naturaleza y Comunidad de la Fundación Antonio Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre (FANJ), contó con la participación de líderes ambientales de la localidad sede y del asentamiento de Playa Larga, ubicado al sur de la occidental provincia Matanzas.
La fotografía titulada La Zanja, premiada en uno de los concursos, muestra los beneficios de estos pequeños canales para reducir el riesgo de inundación por penetraciones del mar o intensas lluvias. Foto: Archivo IPS Cuba

La especialista comentó que “uno de los momentos más importantes fue el estreno de un audiovisual didáctico sobre cambio climático en zonas costeras, realizado como parte de una campaña comunicativa”.

A su juicio, “ese tipo de espacios facilita el intercambio de experiencias entre dos asentamientos costeros con vulnerabilidad frente al cambio climático”.

De igual modo, resaltó que “las jornadas fueron pensadas para que participara cualquier persona, pero con protagonismo para quienes ya se habían relacionado anteriormente con la iniciativa”.

El proyecto

El trabajo ambiental del proyecto CCamBio abarca las comunidades de Júcaro y Playa Larga, así como los Parques Nacionales Jardines de la Reina y Ciénaga de Zapata, ubicados en las provincias de Villa Clara y Matanzas, respectivamente.

País explicó que la iniciativa pretende “contribuir a mejorar la resiliencia de la biodiversidad y la capacidad de los territorios para adaptarse al cambio climático en dos áreas marino-costeras ecológicamente sensibles de Cuba”.

Agregó, además, que las acciones realizadas “tienen un componente técnico muy fuerte, sobre todo enfocado en el monitoreo y los sistemas de evaluación de los impactos del cambio climático sobre la biodiversidad”.

A referirse a la labor de la FANJ, detalló que “ha estado más centrada en el intercambio con la población, mediante la realización de talleres de diagnóstico y capacitación sobre la relación entre cambio climático, biodiversidad y la realidad en cada una de las localidades”.

Por otra parte, País mencionó que hace algunas semanas “la televisión nacional comenzó a proyectar los tres spots de la campaña sobre medidas de adaptación para comunidades costeras con temas como la pesca responsable, las construcciones seguras y el uso del agua”.

Al respecto, señaló que los mensajes de bien público, dirigidos a asentamientos con una fuerte tradición pesquera, ofrecen información sobre “las tallas mínimas, cuotas y vedas de pesca, fomentando buenas prácticas para aumentar la capacidad de recuperación y adaptación de especies y ecosistemas marinos”.
La instantánea Pare reflexionó sobre la necesidad de frenar la contaminación, mejorar la calidad de vida, así como preservar los recursos naturales. Foto: Archivo IPS Cuba.
Además, los productos comunicativos centran su interés en otros tópicos como el uso racional, la reutilización y la diversificación de las fuentes de abasto de agua, así como “la protección de vegetación costera como una primera forma de defensa natural y la importancia de construir lejos de la línea costera”, dijo.

También remarcó que “la propuesta ha intentado destacar las buenas prácticas de mitigación y adaptación al cambio climático ya existentes en los territorios antes que llegara el proyecto”.

“Sobre todo hemos buscado y visibilizado propuestas de acciones que no resulten ajenas o irrealizables para la población”, puntualizó. (2017)

Múltiples voluntades


La Fundación Antonio Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre comparte la coordinación del proyecto CCamBio con el Fondo Mundial para la Naturaleza, este último encargado del financiamiento junto a la Unión Europea.

Además, cuentan con la participación del Instituto de Meteorología, el Instituto de Oceanología, el Instituto de Geografía Tropical y la Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna.

De igual modo, reciben el apoyo de instituciones y organizaciones locales como las administraciones de los Parques Nacionales Jardines de la Reina y Ciénaga de Zapata, el Centro de Investigaciones de Ecosistemas Costeros de Cayo Coco y las delegaciones del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente.

Los gobiernos territoriales y la población también constituyen actores claves en la implementación de las acciones ecológicas.


Tomado de: http://www.ipscuba.net/medio-ambiente/hielo-artificial-alerta-sobre-cambio-climatico-en-las-costas-cubanas/