miércoles, 8 de marzo de 2017

En Cuba no habrá paro de mujeres, pero...


“Los procesos de género no siempre llevan implícito una crítica a la cultura patriarcal”, aseguró Georgina Alfonso, directora del Instituto de Filosofía de la Universidad de La Habana. Foto: Jorge Luis Baños/ IPS
Instituciones, organizaciones y redes cubanas manifiestan su solidaridad con el Paro Internacional de Mujeres por este 8 de marzo.

La Habana- Cubanas de diversas esferas manifiestan su apoyo y solidaridad con el Paro Internacional de Mujeres (PIM), que tiene lugar hoy en más de 55 naciones. Sin embargo, las cubanas no se sumarán a la iniciativa promovida a través de las redes sociales e Internet.

Así lo confirmaron la víspera, varias instituciones, organizaciones y redes reunidas en el espacio feminista Berta Cáceres, coordinado por el estatal Instituto de Filosofía de la Universidad de La Habana, en esta ocasión acompañado por el capítulo cubano de la Marcha Mundial de Mujeres.

“Por supuesto que nos solidarizamos, pero no tendremos paro”, expresó Yanira Kuper, secretaria de la esfera de Relaciones Exteriores de la Federación de Mujeres Cubanas, la única organización legal que reúne a las mujeres del país mayores de 12 años.

“Nosotras seguiremos aportando y defendiendo nuestra obra social, en la cual hemos sido tomadas en cuenta desde el inicio”, acotó.
Con el slogan “Berta Vive…”, en Cuba también se han realizado acciones para denunciar el asesinato de la activista ambiental y feminista hondureña Berta Cáceres.

Sin embargo, Georgina Alfonso, directora de la institución sede del encuentro, afirmó que la convocatoria “no es solo para solidarizarse con las mujeres del mundo, sino para unirnos en el país”.

A su juicio, “se debe trabajar para mantener lo alcanzado, pero también por avanzar en la erradicación de prácticas patriarcales que, en nuestro contexto, ponen a las mujeres en situación de desventaja, subordinación y discriminación”.

La especialista expuso también algunos “desafíos para la construcción de una agenda feminista en escenarios de cambio”.

Refirió la importancia “de recuperar la historia de las mujeres en la Revolución (1959 hasta la actualidad)”, para así visibilizar “qué han hecho para llegar a la actualidad y cómo conquistaron determinados derechos”.

“Muchas cuestiones que las nuevas generaciones entienden que nos fueron dadas, pues son realmente fruto de conquistas y luchas intensas durante años. Nadie nos ha regalado nada”, precisó.

La convocatoria del PIM #NosotrasParamos afirma que durante el año 2016 entraron en vigor medidas neoliberales que acrecentaron la feminización de la pobreza y leyes contra la soberanía del cuerpo de las mujeres.
De igual modo, llamó la atención sobre la “identidad plural” de las cubanas, quienes somos “diversas, aspecto que debe verse como una riqueza, no como limitación”.

La investigadora remarcó, además, que si bien “entre las mujeres del país hay claridad de que son sujetos de cambio, pues han sido parte de una obra revolucionaria, aún debe crecer mucho más la conciencia de género”.

Declaración
En la actividad, la red feminista Berta Cáceres, a nombre de un conjunto de instituciones, organizaciones y redes, dio a conocer una declaración de solidaridad con el PIM.

El texto resaltó que en el contexto cubano “el desafío no es detener el sistema, sino acelerar e impulsar los cambios hacia un socialismo que elimine todas las formas tradicionales de discriminación y opresión e incorpore sostenida, amplia y equitativamente a las mujeres a todas las esfera de la vida socioeconómica y cultural”.

Asimismo, el documento enfatizó en lo que catalogaron como “preguntas incómodas”.

“¿Cómo organizar la economía en función de la vida cotidiana? ¿Cuáles son las formas efectivas de empoderamiento de las mujeres sin la sobrecarga doméstica? ¿Cómo definir la heterogeneidad femenina sin menoscabar la unidad sociopolítica de las prácticas concretas?”, fueron algunas de las interrogantes explicitadas.

De igual modo, preguntaron “por qué no se incorpora la subjetividad de las mujeres a los discursos ideológicos del socialismo posible”.

La declaración advierte que las mujeres cubanas nunca han dejado “de ubicar en el debate sobre el futuro de la sociedad la agenda antipatriarcal con los retos culturales, políticos, ideológicos y económicos que le acompañan”.

En el espacio también se reconoció la trayectoria y el aporte cubano en la Marcha Mundial de Mujeres y compartieron algunas de las acciones realizadas en el país, como parte de la jornada de denuncia por el asesinato de la activista ambiental y feminista hondureña Berta Cáceres, nacida en 1972 y asesinada el pasado año. (2017)


Ella decide
En la sede de la Embajada del Reino de los Países Bajos, tuvo lugar ayer la presentación en Cuba de la campaña mundial Ella decide (She decides, en inglés), que ya ha recaudado 180 millones de euros para apoyar a ONG del mundo que promueven la salud sexual y planificación familiar femenina, incluido el aborto.

Ella decide (https://www.shedecides.com/) fue creada para contrarrestar las afectaciones provocadas por una medida estadounidense que prohíbe la contribución monetaria con proyectos pro aborto en otros países.

La igualdad de derechos y la participación de las mujeres sigue siendo un problema de derechos humanos en todo el mundo, indicó Alexandra Valkenburg, embajadora de los Países Bajos, quien junto a sus homólogos de las representaciones de Bélgica y Suecia, realizaron la actividad por el Día Internacional de la Mujer.

Estuvieron presentes activistas locales y acápites cubanos de campañas internacionales por la no violencia de género como Únete, que fueron los protagonistas de una exposición fotográfica de varios artistas disponible al público en el lobby de la sede diplomática.


Tomado de: http://www.ipscuba.net/genero/en-cuba-no-habra-paro-de-mujeres/