lunes, 7 de diciembre de 2015

Naciones Unidas concede premio ÚNETE a red de masculinidades


Parte del equipo de la RIAM, su asesor Julio César González Pagés y Rochy Ameneiro.

 Por Jesús E. Muñoz Machín

La Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades (RIAM), integrada por jóvenes que promueven formas alternativas de vivir la masculinidad alejada de patrones violentos y discriminatorios recibieron el Premio “Únete Al compromiso con la igualdad y la No violencia de género”, otorgado por el Sistema de Naciones Unidas (SNU) en Cuba.

La entrega tuvo lugar el sábado 5 de diciembre en la Casa del Alba Cultural, durante la inauguración de la muestra fotográfica Redes en Naranja, del artista ÚNETE Iván Soca. La exposición refleja lo sucedido el pasado 25 de noviembre, cuando se realizó un flash mob por la no violencia, organizado por la cantante Rochy Ameneiro y su proyecto Tod@s Contracorriente.

El premio ÚNETE reconoce a aquellas instituciones, organizaciones, redes o personalidades nacionales o iniciativas específicas que tributan de manera significativa a la promoción de la igualdad entre todas las personas y a la no violencia por razones de género.

Enmanuel George al recibir el premio en nombre de la RIAM.
Enmanuel George, coordinador de proyectos de la RIAM, comentó que la distinción será extensiva a muchos hombres que se han sumado al activismo en diferentes ámbitos, pero sobre todo a través de la música y el deporte.

Asimismo, el joven historiador explicó que “ahora es mayor el compromiso con la sociedad y con las personas que iniciaron el camino”.

A respecto, agradeció el apoyo y la confianza del Doctor en Ciencias Históricas Julio César González Pagés, fundador y actual asesor de la red, “sin el que no hubiese sido posible ninguno de los logros”, dijo George.

La argumentación del premio señaló que la RIAM, formada fundamentalmente por hombres —aunque también por mujeres—, promueve un cambio en la cultura patriarcal dominante, que concede privilegios a los varones, pero al mismo tiempo tiene impactos negativos en sus vidas.

Desde los estudios académicos y la inserción en las comunidades, el grupo estimula formas alternativas, diversas, solidarias y no violentas de asumir la masculinidad.

Solo en 2013, puntualiza el acta de entrega oficial del reconocimiento, el grupo y sus foros en varias provincias del país llevaron el Día Naranja y los mensajes de la Campaña ÚNETE a más de 3 mil 500 personas y a nueve programas televisivos con una audiencia de alrededor de un millón y medio de cubanos y cubanas.

De igual modo, la RIAM fue la primera iniciativa latinoamericana en sumarse a la Campaña “El valiente no es violento” y más de 6 mil personas fueron sensibilizadas en talleres, charlas, conferencias y tertulias, esfuerzo reconocido por Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas, durante su visita a Cuba en 2014.

Ana Lucia D’Emilio, representante en Cuba del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, comentó que “prevenir la violencia en todas sus manifestaciones es una prioridad para la ONU”.

Además recalcó que las agresiones repercuten mucho más allá de las personas involucradas en el acto violento. “También a los niños y las niñas sufren sus efectos aunque no sean víctimas directas”, expresó.

“Son cada vez más las evidencias de las huellas negativas que deja la violencia y eso nos obliga a tomar acciones”, subrayó D’Emilio.

Julio César González Pagés, fundador de la red, expresó sentirse orgulloso por las generaciones de hombres jóvenes que han dado continuidad al proyecto dentro y fuera de la Isla.

Niñas de la Compañía Paso a Paso y participantes en el flash mob.
Por su parte, Iván Soca, cuya exposición también evidencia el compromiso del artista con la paz y la igualdad de género afirmó ser “un pacifista, una persona que está en contra de no violencia hacia las mujeres, las niñas, las personas negras, los homosexuales y cualquier otra manera en que se exprese”.

El espacio fue propicio, además, para que la UNICEF reconociera al atleta Ismael Borrero, integrante de la Red de Deportistas ÚNETE y vigente campeón mundial de lucha en la división de los 59 kilogramos.

Borrero se ha sumado voluntariamente a la prevención de la violencia en los escenarios atléticos y como muestra de ello el 25 de noviembre de 2014, minutos después de ganar medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe (Veracruz, México) dedicó la presea al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.