lunes, 20 de febrero de 2017

Mundial de Ajedrez (f). Muzychuk y Dronavalli casi en “semis”


Anna Muzychuk quiere prolongar la estirpe de su apellido.
Por Jesús E. Muñoz Machín (Radio COCO)

El Campeonato Mundial de Ajedrez para Mujeres —prácticamente condenado al silencio mediático en la Isla— se encuentra en la ronda de cuartos de final y solo ocho sobrevivientes conservan el sueño de ser monarcas del orbe. En Teherán, capital de Irán, la ucraniana Anna Muzychuk (2558) y la india Harika Dronavalli (2539) apuntan ya hacia las semifinales tras ganar en la jornada de lunes.

La europea, segunda trebejista del ranking previo de la justa y tercera del listado mundo, venció con piezas blancas a la búlgara Antoaneta Stefanova (2512), puesto 12 del planeta y victimaria de la cubana Yaniet Marrero en la ronda inicial del torneo.

Para la hermana de Mariya Muzychuk (2546), titular en 2015 (Sochi, Rusia) y ausente ahora por estar en contra del uso obligatorio del velo o hiyab en suelo iraní, avanzar a “semis” significa mejorar la actuación del mundial anterior cuando cayó en cuartos frente a la sueca Pia Cramling (2434).

Harika Dronavalli.

Dronavalli, séptima del escalafón universal, se impuso igualmente con figuras claras a la georgiana Dzagnidze Nana (2525) y parece decida a reeditar o mejorar la actuación de los dos últimos mundiales por el sistema de “muerte súbita” (Ko) en los que se incluyó entre las cuatro grandes. Por cierto, en la pasada lid fue eliminada por Anna Muzychuk en las partidas rápidas a 10 minutos.

Por otra parte, en tablas finalizó la primera partida convencional entre las chinas Wenjun Ju (2583) y Zhongyi Tan (2502), con la segunda en poder de las piezas blancas.

Ju, segunda del mundo y la máxima favorita a la corona por la ausencia de su compatriota Yifan Hou (2651), ya ha logrado avanzar más que en el pasado certamen, en el cual apenas llegó a segunda ronda, tras ceder a manos de la rusa Natalia Pogonina (2487), a la postre subcampeona. Tan, lugar 14 del universo, igualmente cayó en la ronda de 32 en el campeonato precedente.

En armisticio concluyó también el primer cotejo clásico entre la rusa Alexandra Kosteniuk (2549) y Ni Shiqun (2399), otra de las exponentes del Gigante Asiático.

A priori ese match parece el más desequilibrado, pues la rusa es la quinta jugadora de ranking de la FIDE y fue campeona mundial entre 2008 y 2010, al tiempo que al de “ojos rasgados”, de solo 19 años, ocupa el sitio 64 en dicha clasificación.

Kosteniuk tratará de definir con blancas, pero debe cuidarse de una rival que ha sido la matagigantes de la cita con triunfo contundente de 2-0 sobre la rusa Valentina Gunina (2524), sexta preclasificada del evento y sonrisa 1,5-0,5 sobre Pogonina, finalista en Sochi. Como dato llamativo, Shiqun enfrenta por tercera ronda consecutiva a una trebejista de Rusia.

El Campeonato del Mundo va dejando, además, muchas lecturas sobre cómo está repartida actualmente la fuerza en el juego ciencia para mujeres. China llegó a cuartos de final con tres jugadoras, mientras que Bulgaria, Ucrania, India, Georgia y Rusia.

Además, seis de las ocho muchachas exhiben el título de Gran Maestra sin distinción de sexo, con excepción de Shiqun y Tan, quienes ostentan la máxima titulación entre mujeres.