miércoles, 20 de junio de 2012

Cierra un ciclo, continúa la cruzada

Aurelia Castillo, precursora del movimiento feminista cubano.





Apasionadas fueron las palabras de los historiadores Raquel Vinat de la Mata y Julio César González Pagés en la clausura del ciclo de conferencias Las historiadoras cubanas en la historiografía de género y familia, pertenecientes al taller de historiografía cubana Francisco Pérez Guzmán, que concluyó ayer, en el Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana.

La complicidad entre los ponentes y el auditorio fue total. Solo las ráfagas de aplausos interrumpieron el excelente diálogo. Pagés, coordinador general de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades, comentó sobre la evolución del movimiento feminista cubano, que celebra cien años en este 2012, y aprovechó la oportunidad para mostrar su descontento con la escasa divulgación que ha recibido dicho centenario. Abordó además temas relacionados con la necesidad de contar una “historia otra”, desde nuevos sujetos sociales y acudiendo a variadas fuentes.

Por su parte, Raquel Vinat regaló a los presentes pasajes de su trayectoria como estudiosa de la denominada “historia de mujeres” y ofreció algunos consejos, sobre todo a los jóvenes, para asumir con responsabilidad la investigación.

En la conferencia estuvieron presentes varios estudiosos de los temas de género, así como estudiantes de la Facultad de Filosofía, Historia y Sociología que realizan tesis de licenciatura relacionadas con la prensa sufragista, migración, prostitución masculina, asociaciones deportivas, etc. Y no podía faltar la cantante Rochy, quien desde hace meses impulsa una campaña por el referido centenario del movimiento feminista cubano.

Espacios como estos son esenciales para alcanzar la verdadera equidad de género. Por ahora culminó un ciclo, pero continúa la cruzada en defensa de los derechos de la mujer.