viernes, 15 de junio de 2012

Reinaldo Rueda nos muestra el fútbol

Reinaldo Rueda. Tomada de blogs.laprensa.hn


Por Mario Herrera, diplomante del curso de narradores y comentaristas deportivos de la emisora COCO.

En estos días he conocido a una persona interesante, de trato sencillo, amable, inteligente. Esa fue la impresión que nos dio Reinaldo Rueda a un periodista improvisado, uno recién graduado y un veterano con un punto de vista común: el amor por el fútbol.

Una lección de humildad nos dio el hombre que llevó a Honduras a la pasada Copa del Mundo en Sudáfrica. Como casi todos los técnicos extranjeros que se refieren a los cubanos, conocía el gran despliegue atlético de los nuestros. Rememora la Copa Oro 2007. “Aquél era un equipo que hacía muy buen juego, lo había demostrado ante México, Panamá, con buenos conceptos técnicos y tácticos, algunas individualidades importantes, siempre con la entrega y combatividad que los caracteriza (…)”.

Por supuesto, el tema fundamental era su presencia en Cuba y su opinión sobre la selección nacional. Se encontraba impartiendo un seminario con entrenadores de las EIDE provinciales, financiado por la Federación Internacional de Fútbol y Asociaciones (FIFA). Más adelante comentó “…es prematuro valorar a la actual selección, muy poco tiempo de reunida. A algunos los había visto en el preolímpico, otros de la sub-20, pero veo que cada día sale un mejor recurso humano (…) hay que hacer un análisis de qué es lo que necesita Cuba, para dónde quiere ir, qué es lo que quiere, si va por el camino correcto con toda su riqueza de cultura deportiva o si al fútbol hay que darle otra orientación. Ese ha sido el tema acá con los profesores que tienen esa gran responsabilidad en la base, en cada una de las provincias y no es venir a un seminario a vaciar contenido, contar anécdotas, sino a hacer un diagnóstico y buscar alternativas de solución.”

El Profesor cree que dentro de los técnicos cubanos hay personas capacitadas, que se trata de compromiso, convicción, de creer en sus propios recursos. Un extranjero tendría que conocer muy bien el medio, comprender todo el proceso histórico de la realidad del fútbol cubano y demoraría tiempo.

¿Saben qué dijo de dirigir aquí? “…Consideraría un orgullo trabajar con una cultura deportiva como la cubana. Hay partes donde habría que empezar de cero (…) hay una gran formación científica deportiva y va por buen camino el fútbol. Cada día nacen jugadores con mejores condiciones, están actualizados (…) creo que sería una cuestión de que coincidan los tiempos para Cuba, para mí y ojalá pudiera hacer un buen trabajo”.
Le preguntamos entonces ¿qué debemos hacer para meternos de lleno en el panorama actual del fútbol?
El “Profe”, con toda sencillez dijo “…Cuba tiene un factor adverso, es la falta de competencias. Habría que hacer una estrategia que involucre en cada provincia, en cada región, para que las empresas, ya sea sector oficial o privado, respalden el desarrollo de la misma (…) Está el recurso humano, pero se debe trabajar más en desarrollar torneos, la posibilidad de competir más. Hay que trabajar en la táctica además para lograr una mayor proyección internacional.”

“Creo que con la selección sub-17, habría que hacer un proyecto especial. Hay muchas culturas que lo están haciendo. Este grupo tiene que estar en intercambio permanente con otras latitudes, ya sea como selección, grupal o individualmente. A través de convenios. La Asociación cubana podría establecerlos con otros países donde estos jugadores podrían desarrollarse (…) un factor adverso es la deficiencia de las canchas. A medida que no tengamos mejores superficies de trabajo, la técnica no será la adecuada…hay que hacer una inversión en este sentido en aras de lograr la excelencia”.

Rueda estaría encantado con un intercambio con nuestra selección, pero está fuera de sus manos “los entrenadores estamos sujetos a las empresas que financian a la selección”, sentenció..

Muchos pensamos que la solución a nuestra “falta de fútbol”, estaría en que los nuestros vayan a jugar a otras ligas. Me incluyo, lo afirmo. Sin embargo, esta solución tan simple, les ha traído problemas a los técnicos de selecciones nacionales, pues según Rueda “tienen que asumir la internacionalización de estos atletas, que una vez que se van contratados a clubes extranjeros, los pierde la selección, tenemos que pedir que nos los presten y no hay espacio de tiempo para trabajar (…) Cuba tendría una situación diferente, pues me refiero a becas. Colocar a los jugadores en clubes donde elevarían su nivel técnico y competitivo y con convocatoria para cuando la selección los necesite, a través de un convenio bilateral con países hermanos para desarrollar su fútbol, como lo está haciendo Japón, por ejemplo, que tiene veinte sub-17 y otro tanto sub-20 en Brasil durante diez meses, y aquí podría ser así…es una cuestión de relaciones, se puede lograr”.

Para la actual eliminatoria cubana, hay puntos precisos a tener en cuenta, en lo técnico y táctico que si se estimulan en las pocas semanas que quedan, pudiera verse un mejor resultado en la primera fase a enfrentar.

Quizás no sea tan buen escritor como para reflejar la buena impresión dejada por el Profesor Reinaldo Rueda. Pero esta entrevista nos acerca a varias verdades. Por una parte los conocimientos del “Profe” deben ser aprovechados, tanto por los entrenadores en las escuelas de deportes como por los más altos dirigentes del fútbol en Cuba. Alguien me dijo que una persona sabia, escucha al que sabe de verdad. Espero llegue su sabiduría a tantos oídos sordos.