jueves, 14 de junio de 2012

Vindicación de Enriqueta Favez



Por Jesús E. Muñoz Machín


Vuelve a renacer una gran mujer. Desprovista de prejuicios, real, sin maquillar los acontecimientos de su vida, se nos entrega Enriqueta Favez en el libro Por andar vestida de hombre, del reconocido historiador DrC Julio César González Pagés.

El texto se presentó hace unas horas en la librería Fayad Jamís, ubicada en la calle Obispo, en La Habana Vieja. Fue una reunión entre camaradas, todos cómplices en la búsqueda de la equidad de género.

Las palabras introductorias estuvieron a cargo de Isabel Moya, Directora de la Editorial de la Mujer y de Graciela Morales, miembro de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), quienes confesaron la admiración por el autor y elogiaron su capacidad para entregar excelentes volúmenes cada año (en 2011 publicó el bestseller Macho, varón, masculino). Luego el autor agradeció a muchos y comentó algunos pasajes del libro.

González Pagés subrayó que “Enriqueta no quería perderse la fiesta de los 100 años de feminismo en Cuba”. Quizás eso motivó su regreso casi doscientos años después. Ahora podrá contarnos cómo ejerció la Medicina vestida de hombre y realizó otras labores que eran patrimonio exclusivo del género masculino.

Favez se nos muestra con un espíritu contracorriente. Tanto así que nos llegó en versión impresa después de un duro batallar contra la censura.