miércoles, 20 de junio de 2012

No, es No

Foto: http://feministasfeas.blogspot.com

Por Génesis


Durante los últimos meses millones de mujeres han marchado en varios países del mundo en busca de respeto. ¿Cómo lo han hecho? Pues se suben la falda y usan escotes bien pronunciados. Gritan por las calles: “No, es no”.


La Marcha de las Putas, como también se le conoce, pretende decirle a todos que no importa la vestimenta, el lugar, ni la compañía; nada justifica la imposición de relaciones sexuales o el acoso sexual.

Cómo surgió

Todo comenzó el pasado 24 de enero 2011, cuando el policía Michael Sanguinetti -durante una conferencia, en la Universidad de York, sobre seguridad civil- indicó que “las mujeres deben evitar vestirse como putas para no ser víctimas de la violencia sexual”.

Un grupo de mujeres canadienses, indignadas ante tales palabras, salieron a marchar, el 3 de abril, vestidas de tacones, ligueros, escotes y minifaldas tomaron las calles de Toronto, Canadá. Luego se les unieron muchas personas de toda la sociedad.

El movimiento crece por días y se extiende a casi todos los continentes. En México, por ejemplo, se efectuó el pasado 12 de junio una de las marchas más grandes.

¿Por qué putas? Este término, cuyo significado suscribe matices peyorativos para la mujer, les permite dejar por sentado su rechazo ante cualquier tipo de violencia con el pretexto de la apariencia. Ni las trabajadoras sexuales deber ser violentadas “por putas”.

Las mujeres deciden sobre su cuerpo, y tienen todo el derecho a decir: No, es No.
  
Si quieres comunicarte con este movimiento y mostar tu apoyo escribe a: